150 palabras: El colegio (lápiz, mochila, fruta)

Abrió la mochila con una mano, mientras con la otra mordía aquella deliciosa fruta. Intentaba encontrar un lápiz entre los cuadernos de música y matemáticas.

“A ver como consigo meter esas tres palabras en una redacción” pensaba el adolescente. “Podría comenzar con érase una vez… No, demasiado común. Había una vez… Tampoco, suena a cuento infantil.”

Cierta noche, las historias de aquel libro tomaron forma. Entre sus hojas, aparecieron caballeros de letras con un lápiz como espada. También se formaron princesas sonrojadas como frutas de la pasión, y algún que otro dragón perdido, que terminó ahogado en la profundidad de la mochila donde el niño guardaba el libro.
Nicholas_RiggDicen que cada historia contada guarda un trocito de alma de aquel quien la lee. Esa noche, se hizo realidad. Y lo que había leído antes de dormir siguió cobrando vida en sus sueños. A la mañana siguiente, solo tuvo que redactarlo.

Copia el código #150palabras

10 thoughts on “150 palabras: El colegio (lápiz, mochila, fruta)

  1. qué bonito cuento… es verdad que cada historia siempre se lleva un poquito del alma de quien la escribe… a mi hijo (me está ayudando en esta edición con esto del taller de los oficios) lo que más le ha gustado son los caballeros luchando con lápices… un besazo y feliz semana

  2. Gran verdad. No sólo en sueños aparecen las historias. Muchas veces vienen justo cuando no estás pensando en ellas (a mi me pasa cuando voy a dar algún paseo, con mis auriculares y mi música. Antes lo pasaba fatal, porque eran buenas ideas y tenía que estar todo el rato repitiendolas mentalmente. Menos mal que Papá Noel me trajo una libretilla Moleskine…jeje)
    Gran historia, como no podía ser de otra manera, ya que nos tienes muy mal acostumbrados Marta. 🙂
    Saludos y besos!

  3. Que historia tan bonita, cuando os leo los domingos siempre me imagino a los personajes de vuestros cuentos jajaja… Feliz domingo. Abrazos.

  4. ¿ Quién no se ha ido a dormir alguna vez deseando ser el protagonista de algún cuento o libro de modo que pudiese seguir aún más allá de las letras escritas la historia?
    Me ha encantado… Me gusta imaginar… pero veo que tú lo también lo haces.
    ¡Vuelvo a estar por aquí!

  5. Que bueno que le fue tan fácil. Cuando iba al colegio odiaba que me mandaran a hacer redacciones, ¡nunca se me ocurria nada! Y mírame ahora, participando del 150palabras jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *