#150palabras: pensamientos al lado de una ventana (vecinos, tibieza, palabras)

pensamientos al lado de una ventanaSiempre me han gustado las casas grandes de amplios ventanales. Y las de Nueva York. Con grandes ventanas que dejan pasar toda la luz del día. Con escaleras de incendio imposibles, y vecinos curiosos, que les encanta viajar de ventana en ventana, para hacerte una visita.

O ventanas de madera, con amplias barras, que te trasladan al jardín sin mover un pie. Aquellas que te dejan entender la naturaleza y escuchar los gritos de las rosas, cuando un poco de viento, las despeina.
Reflejos extraños que se cuelan hacia el interior, formando colores en espiral en suelo y paredes. Algún eco. Y tibieza en el ambiente. Una sensación plena de libertad.

Algún paisaje que parece correr a lo lejos. Alguna ventana enfrentada, que abierta deja escapar los sonidos de un tocadiscos. Y pensamientos que se escapan en busca del calor del sol. Que toman formas confusas. Que usan palabras exóticas.

Copia el código #150palabras

23 thoughts on “#150palabras: pensamientos al lado de una ventana (vecinos, tibieza, palabras)

  1. Las ventanas son más que necesarias en una casa, precioso relato.
    Nosotros al vivir en un ático, toda la casa es exterior, todas las habitaciones no es que tengan ventana, es que es una puerta la que da a la terraza. Es genial 🙂
    Feliz domingo

    • Qué suerte!!!! En casa de mis padres, todo son ventanas. Entra mucha luz. Ahora que la tenemos casi sin abrir, se nota mucho esa falta de luz.

  2. Pingback: #150 PALABRAS: UN DÍA CUALQUIERA (VECINOS, TIBIEZA, PALABRAS) | CUESTIÓN DE MADRES - El blog de las madres, para las madres

  3. No sabría yo qué hacer sin las ventanas… una cosa tan simple da tanto… un bello relato Marta, como siempre.. un besazo

  4. Me han gustado mucho tus reflexiones junto a una ventana. Me hacen pensar.
    A mí me encanta ver pero no que me vean. Quizás por eso me encanta “La ventana indiscreta”.
    ¡Feliz semana!

  5. Además de encantarme el relato, estoy muy de acuerdo contigo. Me encantan las ventanas, cuanto más grandes mejor, y si puede ser, con buenas vistas.
    Besazos.

    • Las vistas son igual de importantes que la luz que entra por ellas. Ver los edificios, las paredes enfrente, sin poder ver árboles, montañas, etc… No mola.

  6. Yo no podría vivir sin ventanas, necesito mucha luz ojalá tuviera ventanales enormes para captar toda la posible. Me parece muy curioso como hay gente que siempre está con las persianas bajadas con miedo a que les de el sol jeje. Un besito

  7. Es superbonito este artículo, tan breve y tan lleno de intensidad. Me encanta. Yo también tengo debilidad por esa Nueva York curiosa, de ventanas indiscretas…
    Un beso 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *