Baja la voz

Aprendemos a ser madres a la misma vez que nuestros hijos aprenden a ser hijos. Son la voz que escuchábamos en nuestra infancia. Adoptamos actitudes y procedimientos que jamás pensábamos que íbamos a imitar de nuestros padres. Frases y gestos que nos pasaban inadvertidos cobran ahora sentido.

Baja la voz

Una de las frases que más me repetía mi madre durante la adolescencia era “baja la voz”. Tal vez porque eran dos culturas distintas, o porque en la capital maña se necesita hablar más alto para hacerse entender por encima del viento. En cualquier caso, su frase era esa.

Y ahora también es la mía. L’aînée habla alto. Y le digo y le repito que hable más bajo, que estoy a su lado, que no estoy en la habitación de allá… Se lo digo y se lo repito.

Me hace gracia que cosas que no recuerdas de la infancia salgan a la luz con la niñez de tus hijos.

¿Qué frase de tu niñez recuerdas que ahora se la digas a tus hijos?

31 thoughts on “Baja la voz

  1. Todavía no sé lo digo a mis hijos, pero me imagino que se lo diré porque marcó toda mi vida: “Ten tu propia personalidad”. Aunque me daba mucho coraje que me lo dijera, es cierto que me ha hecho ser quien soy.

    • Yo pensaba que no lo diría nunca, pero es una frase que, por lo visto ha calado hondo en mí. Ahora no sólo se lo digo a mis hijas, sino también al Sr. Especial. Y que baje el volumen de la tele también 😉

  2. jajajaja Yo no grito es que tengo el tono de voz alto!!! jajajaja A mí también me decía mi madre esa frase.
    Yo a Daniela le digo mucho: no te toques el pelo, porque cuando come se toca la cabeza y claro, recién bañada me da una rabia!!! Mi madre también me lo decía 😉

    • Jajajaj, mi hija pequeña también está en fase de llevarse las manos a la cabeza cuando come, y me pone de los nervios. Pero no he llegado a la fase de ser repetitiva con esa frase, eso sí, lo de que bajen la voz…

  3. ¡qué razón tienes!!, esa frase la digo constantemente a mis niños, pero son otras muchas las que me decían a mi, y que ahora yo repito constantemente con ellos. Y cuando las digo muchas veces pienso, ‘¿estarán pensando lo mismo que pensaba yo cuando me lo decía mi madre?? ¡seguro que sí!
    Me ha hecho reír tu post!!
    Gracias!!

    • Jajaja, pues también es verdad!
      Seguramente serán de esas frases que pasen de padres a hijos, sin saberlo, inconscientemente.
      Tendré que preguntar a mis hijas que opinan de esta frase que les repito tanto.
      Besos especiales.

  4. Ay! No tengo hijos, pero soy nervioso y tengo voz poderosa y cuando me altero hablo demasiado alto. Así que me aplico esa frase a mi mismo.

    Cuando empecé a trabajar mi padre me insistió en que intentara trabajar lo mejor posible. Supongo que quería transmitirme la sensación del trabajo bien hecho.

    Otra frase de mi madre, muy suya, era algo así como que siempre buscaba el camino más complicado. Y en parte, es verdad. A veces parece que tengo un imán para las dificultades, pero superarlas tiene su encanto. Buenas noches.

    • Me pasa igual, cuando me altero también alzo la voz, de ahí que sea uno de mis propósitos para este año el no ponerme nerviosa por cosas sin importancia.
      La frase de tu padre es muy buena, aplícatela siempre.
      Y la de tu madre, pues, hombre, tendrá sus encantos el superar las dificultades pero hacer las cosas complicadas porque sí tampoco es conveniente.

  5. Mi peque es muy nerviosa y activa, como yo. Lo que le digo mucho es lo mismo que me decían a mi: ‘Tranquila… tranquila. Hazlo despacio, no hay prisa.’

    Aunque no soy un buen ejemplo: llego a casa deprisa y tarde del trabajo, con poco tiempo para jugar con la peque antes de liarme a cocinar la cena. No paro y debería aprender a relajarme. 😉

    Besotes!

    • Buena frase, y ahora que lo pienso, también, a la petite se la digo cuando tiene que hacer tarea. Ya ves, dibujar y colorear, le digo que tranquila, que no hay prisa, porque enseguida quiere acabar y termina haciendo rayones.
      Yo he tenido que aprender a relajarme y a no decir tanto “corre, que no llegamos”.

  6. Hija pues yo tengo una buena colección, jajaja. Como “hay niños q no tienen q comer”, “ten cuidado”, o “se q lo vas a hacer xq eres muy buena” y tosas sus variantes..jajaja

  7. Esa misma frase me la decían a mi (y todavía me la dicen) y es cierto que se la repito sobre todo al mayor..jejeje… es verdad… repetimos muchos patrones de nuestra infancia… yo una que uso mucho (y que les hace mucha gracia) es “canguingos en vinagre” a la pregunta… ¿y qué vamos a comer? 😉 Todavía no se lo que son pero nos reímos mucho con ellos jejejeje

    • Jajaja, no sabes qué es? Voy a investigar eso en google. No me extraña que os ríais, es una expresión muy divertida.

      Me ha encantado la definición: seres imaginarios. Expresión que utilizan las madre y tantas otras, como recurso frecuente cuando no se quiere dar respuesta concreta a la pregunta que muchos niños hacían a sus madres.

      Besos especiales.

  8. Cómo te entiendo. Esas voces chillonas en un tono elevado es lo que me puede hace perder los nervios. Es como un clavo que me taladra el cerebro.
    Bss

  9. La de cosas que recordamos ahora que somos madres de nuestros propios padres. Y yo que decía que no sería como ellos, ahora me veo repitiendo comportamientos.
    A Lucas le gusta crujirse los dedos y a mi me pone nerviosa y le digo que no lo haga, pero yo de pequeña cogí esa manía y lo hacia constantemente
    Besos

    • Buenos días, Diana,

      Es verdad hay frases y acciones que tomamos inconscientemente con nosotros, y que parece que los ventilamos hacia los demás, en este caso hacia nuestros hijos.

  10. Ja ja yo le digo a TODOS (hasta la mas pequeña) hablen en voz baja muchas veces. Algo que recuerde que mi mama me decia a ver….. hijos hay que temerle a los vivos no a los muertos (eso cuando me manifiestan tener miedo por las noche)… ja ja

    • Jajaja, pues mira que eso lo había escuchado alguna vez, pero no se me había ocurrido emplearlo en los casos de miedo por la noche.

  11. Sí ,es curioso pero usual que repitamos sin intención las frases que nos decían de niños ,aunque nos habíamos prometido no decirlas,jaja.
    Yo me acuerdo que mi madre me regañaba por meterme en las conversaciones de mayores o por desmentirla delante de alguien ,un día no recuerdo bien si me dio un bofetón y nunca más lo hice. Y ahora me encuentro con que también se lo he dicho a los míos y comprendo lo incómodo que es que estás hablando con alguien y esté el chiquillo interrumpiendo.

  12. La verdad es que me sorprendo mas de una vez diciendo frases de mi madre, pero quizás la que mas le digo a la bichito es la de como no comas se te a quedar cara pito y culo pollo jajajaja me lo decía mucho y siempre me ha hecho mucha gracia!!

  13. Pingback: ¿Cómo me ven mis hijas?* - Diario de Algo Especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *