Hoy leemos: La mancha de Paul Klee

Uno de los proyectos que se realiza en el colegio de mis hijas, las Genovevas, es uno sobre arte, CreART en el que se les facilita a los niños un sobre con piezas de una obra de arte determinada y a través del juego se establecen combinaciones y creaciones de diferente manera presentadas en forma de puzzle. Para ello se utilizan materiales manipulativos que manejan los niños y que son obras pictóricas.

El objetivo del proceso creativo no es buscar la solución sino todas las alternativas posibles y cuantas más mejor. Es una estrategia muy sencilla y lúdica que permite a los niños experimentar, visualizar y reflexionar sobre una de las alternativas múltiples.

La mancha de Paul Klee quiere ser pirata

Es en gran medida a las ganas que tenía de ver a las Genovevas, en este caso a la petite, asociar obras de arte con una historia, que solicité este libro. Y es que con este cuento de arte para niños pequeños, el niño se familiarizará de una forma muy divertida, casi sin darse cuenta, con las obras más grandes del arte universal.

la manchaReseña editorial:

La mancha de Paul Klee quiere ser pirata para viajar al árbol de los deseos y pedirle algo muy importante. Las piezas del cuadro de Paul Klee le ayudan a conseguirlo, pero ¡faltan cosas!, tendrán que pedir ayuda a otros cuadros de otros pintores. ¿Conseguirá hacer su sueño realidad?

Reseña de La mancha de Paul Klee quiere ser pirata:

Este es uno de los libros más esperados por mí. Desde que lo vi en la web, quería tenerlo, por lo explicado antes. En casa nos apasiona todo lo que tiene que ver con el arte y la música. Y aunque mis hijas siguen diversos proyectos en su colegio relacionados con estos temas, quería ver de qué manera un libro podía facilitar esta tarea a los padres. Y tengo que decir que estoy encantada. Ha sido un libro que ha tardado un poco más de la cuenta en venir -gracias correos (ironía on), y que no había día en el que, desesperada, mirara el buzón. Además es un libro del que he hablado con la tutora de la petite, en relación precisamente con el proyecto que han instaurado este año en la clase de los niños de 5 años.

Es un libro muy fácil de leer y lleno de bonitas ilustraciones que nos llevan a conocer a otros pintores. En su viaje por llegar al árbol de los deseos, la mancha azul de Paul Klee, pide a otros cuadros piezas para ayudarle a ser pirata. Así, vemos desde cabezas pintadas por Miró -con forma de luna-, por Kandinsky -con forma de barco- o por Magritte -conforma de globo- hasta brazos y piernas dibujadas por Picasso, Malevich o Matisse. En cada momento, la mancha azul debe elegir qué partes quiere.  Y en todas las hojas, le acompañan unos ojos amarillos, que quieren volver a pegarse a la mancha, pero ésta no los escucha. Hasta que al final…

Y bueno, al final del cuento, se incluye un pequeño taller para hacer un gurrumino. ¿No sabes qué es un gurrumino? Según la teoría del mismo nombre, todo trozo de papel al que se le añade un ojo o más, se convierte en un personaje vivo. Y esta actividad es muy divertida. Porque da igual como te salgan los ojos, los colores que uses o como rasgues el papel. El resultado es siempre muy divertido.

Reseña de la petite

Me ha gustado. Hay muchas cosas. Y el monstruo azul es muy divertido. Yo he hecho un “gurrumino” alegre. Y le he dibujado piernas y brazos. ¡Mira!

mancha gurrumino

Mamá me dio una revista que tenía ojos, colores, frutas, champús. Y yo recorté con las manos. Me dijo que cogiera dos ojos distintos, para que se pareciera a la mancha del libro, y usé cola. Bueno, mamá la puso en la hoja, y yo puse los papeles. Después hicimos los pies y las manos y puse los ojos. Y una boca. Y pelo. Dice mamá que diga que usamos papel de una revista, un rotulador y cola. Mi gurrumino va a ir al colegio, se lo voy a enseñar a mi maestra.

Entra y descubre más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *