La lavadora, ¡qué invento!

Esta mañana me he dado cuenta, que tenía el cesto de la ropa sucia hasta arriba, así que no me ha quedado otro remedio que poner una lavadora. ¡Poner una lavadora!

Aún recuerdo cómo hace unos años, mi padre me decía, “hija, ya va siendo hora que aprendas a poner lavadoras”, y yo, toda orgullosa, le respondía, “en cuanto mamá me quiera enseñar…” Claro, así duré hasta que me fuí de casa, a vivir sola.

Choses à moiMe encontré en un piso, sola, sin saber cocinar exquisiteces, sin saber poner una lavadora, pensé que se me echaba el mundo encima.

En fin, me dijeron cómo funcionaba… lavadora normalita, botón de agua fría o caliente, y el de enchufado, a parte de los dichosos números, que son los que no me dejaban dormir. Al 1 con el pre-lavado, al 3 para empezar a funcionar a tope, al 7 para, y si quieres centrifugar, o para ropa delicada, giras la ruleta hasta el 9… (creo que tiene 12 números)

También me dijeron que había un papelito plastificado, justo detrás de donde se pone el jabón y el suavizante, y que ahí me lo explicaba mejor.

Bueno, el primer paso estaba dado, ¡ya sabía pulsar el botón para encenderlo!! ¡y girar la ruleta!! (en Barrio Sésamo no explicaban cómo poner lavadoras)

Ahora, cada vez que pongo la lavadora, es todo un trauma… También me explicaron que la ropa de color va en una tanda, y la blanca en otra. De momento, tengo que decir, que no se me ha teñido nada, aunque basta con que lo diga, para que me pase, y recuerdo que está terminando de hacerse la colada. Pero… ¿qué ocurre cuando tienes una camisa que es blanca y roja?

La pones en ¿ropa de color? ¿en ropa blanca? ¿y los calcetines? a pesar de ser oscuros, ¿van en ropa blanca? (¿o delicada?)

lavadora
Otra cosa es cuando el filtro debe estar a tope de pelos de mis animales, y comienza a soltar pelos y agua. Aunque, ahora que lo pienso, cuando pongo mucha ropa, también me saca agua, ¿qué cantidad de ropa hay que poner?

¡Ah! y otro misterio es cuando pones los calcetines en la lavadora, todos emparejados, y sacas dos parejas de menos. ¿Qué pasa? que se han ido juntos esos dos calcetines, -que además no suelen ser de la misma pareja- a tomar algo por los agujeritos del tambor? Además, no sé cómo, pero luego me desaparecen otros, y aparecen los que no estaban…

Cuando tienes niños, la lavadora…

La lavadora y todo lo que habías aprendido a lo largo de los años de soltera cambia. Ya no te vale un tambor para 4 o 5 kilos de ropa. Ahora necesitas como mínimo una lavadora para una colada de 8 kilos.

Más te vale que hayas aprendido bien a distinguir la ropa de batalla, la buena, y la delicada. Deberías saber también que si antes ponías -pongamos por caso- una lavadora a la semana, ahora será una lavadora cada dos días -los días más afortunados-. Yo me he visto ponerlas cada día, durante 3 días seguidos…

Si antes eran un par de pantalones y el doble en camisetas o camisas, ahora será todo duplicado por cada niño que tengas. Además de sábanas, toallas, bragas o calzoncillos, y miles, millones de calcetines de todos los colores y tamaños.

En fin, la lavadora es un gran invento, pero…

Ahora entiendo a mi madre, cuando llegaba a casa y me veía con la ropa sucia…

Me tengo que ir a planchar.

Tanto me da por pensar en estos objetos cotidianos, que escribí un microrrelato en #150palabras sobre los calcetines desparejados de la lavadora.

2 thoughts on “La lavadora, ¡qué invento!

  1. Jajaja. Qué haríamos sin lavadora. Además de ayudarnos, y mucho, entretiene a los peques mientras da vueltas el tambor. ¿Se puede pedir más? bueno, sí, que salga planchada.
    Bss

  2. Jajaja. Qué haríamos sin lavadora. Además de ayudarnos, y mucho, entretiene a los peques mientras da vueltas el tambor. ¿Se puede pedir más? bueno, sí, que salga planchada.
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *