Primera crisis escolar

El pasado jueves al ir a buscar a l’aînée, la profesora me dijo que había tenido que castigarla. Por lo visto había rayado la silla de su compañero, y había negado los hechos. Cuando la profesora dijo que si no confesaba el culpable, dejaría a todos sin salir al patio a jugar, l’aînée dijo que había sido ella, que lo había hecho sin querer.

¿Qué observo con este comportamiento?
Objetivamente. Mi hija ha sido cambiada de grupo esa misma semana. Como parte de la metodología que se sigue en infantil, todos los niños son cambiados al comienzo de cada trimestre, y tienen sus propias funciones dentro del grupo, que también son cambiadas semanalmente.
En el grupo de su mesa, están tres niños con los que generalmente no juega en el patio, aunque se lleva bien con ellos. Uno de ellos es el “trasto” de la clase. Y según confirma el padre, que la lleva todas las mañanas al colegio, ella está entrando con él, le hace gracia todo lo que hace…

crisis_escolar

Subjetivamente. Mi hija es buena. No ha habido ningún cambio reciente en el comportamiento ni en la educación en casa. Comparte las galletas a la salida de clase. Ayuda a sus compañeros en las tareas de clase. Juega con todos los niños de infantil en el patio.

Versión de los hechos. Rayó la silla porque su compañero se lo dijo. Y al día siguiente le cogió desayuno a la otra compañera porque el mismo compañero se lo dijo.

Conclusión de los hechos. Confesó haber sido ella la que rayó la silla para que el castigo fuera sólo a ella. Eso demuestra empatía y sensibilidad. Asumió su castigo y “salvó” al resto. Pidió perdón.

Al día siguiente, el compañero le dijo que le quitara el desayuno a su otra compañera de mesa. Al ser viernes, me enteré del episodio por otro niño. Volvieron a castigar a mi hija.

Dos días. Dos castigos.

El domingo, llorosa, nos decía que no quería ir al colegio. El padre mantuvo una charla con ella. Y lo siguiente que sabréis es en la tutoría de padres.

39 thoughts on “Primera crisis escolar

    • Con la niña ha sido fácil, hablar con ella, y mucha psicología del padre. Lo que me repatea, y no te puedes imaginar cuanto es con la profesora. Porque ha sido ella quien lo está haciendo mal. Lleva dos años con el mismo curso, y aparte de ponerle etiqueta a ese niño, no se da cuenta que es el instigador… Que no me quejo del niño, sino que tendría que intentar encauzar el comportamiento…

      Me enciendo…

  1. A veces aprender es tan difícil… y ser niño es muy complicado también. Nada como sentarse a hablar con la peque… Estoy deseando que nos cuentes el resto!

    Besotes!

    • Hablaré en una tutoría de padres, el próximo martes. Con la niña ha sido fácil, una conversación con ella, y ha entendido qué está bien y qué está mal. No se chiva, simplemente deja de escuchar lo que no le interesa (lo que se supone está mal).
      Besos especiales!

  2. Pobre!! No te agobies, en mi casa se vivió eso con los mellizos, uno daba órdenes y el otro hacía las cosas. Y alfonso ha tenido sus épocas en el cole y ahora está super tranquilo. Asi q habla con ella pero sin incidir demasiado, se pasará.

    • Te aseguro que el primer día que me contó la profesora el problema, casi me da algo en casa. Ante la profesora hasta le dije que no le iba mal a mi hija que llorara por algo que había hecho mal. Pero estaba claro que el problema no era de ella, sino del compañero y de la profesora. ¿Cómo no puede haber “corregido” el comportamiento, o no enterarse de lo que dice el niño?

  3. Ufff a veces hay compañeros que son muy mala influencia para los demás! Ese niño debe ser un auténtico trasto! Ya irás contando…

    • Y mi hija tiene que aprender qué influencias son buenas y cuáles son malas, o qué puede hacer ella para ayudar a los demás, o como tiene que comportarse ella. No sé, esta crisis me dio mucho que pensar.
      Por una parte es bueno, porque así l’aînée, como me dijo mi marido, va encauzando su personalidad, aprende a decir no a cosas que no deben hacerse, etc…
      Por otra parte, es malo, porque es nuestra primera crisis, y si pilla desprevenida, puedes no hacer lo correcto: como pedir que cambien a la niña de sitio, o algo así.

  4. Mi peque que solo tiene 2 años y poco, y ya veo la influencia que ejercen compañeros mas rebeldes y mayores que ella en la guarde… Poco a poco seguro que todos, ella y vosotros, vais aprendiendo y gestionandolo estupendamente. Pero imagino que de primeras no debe ser facil, al menos a mi no me lo parece cuando pienso en la etapa de la peque empezando el cole…

    • Es más fácil de lo que imaginamos, si conoces a tu hija, sabes cómo es, y cómo suele contestar a las “provocaciones”. Con l’aînée ha sido fácil hablar y hacerle entender que no podía hacerle caso al niño. Pero el problema es que debía haber partido -esta solución- desde la clase, no desde casa… Pero es como volver a lo de siempre, de etiquetar a niños, y demás. Y no considero que tenga que ser así. Al menos desde mi perspectiva.

  5. Vaya… yo aún no he pasado por eso y no sé cómo lo enfrentaría. Desde luego sí que me quedaría con lo bueno que ha demostrado: esa empatía con sus compañeros. Y seguro que lo otro se soluciona.

    • Solucionado parece ser que está. La comunicación con la niña ha sido fácil, y ha entendido que no se podía hacer. El problema es otro, desde mi punto de vista, y ese no se resuelve hablando con la niña, sino con el profesor, pero eso es ya meterme en el trabajo del mismo.

  6. Ay… Pobre!!!

    No será que tiene miedo a no hacer lo que le dice el otro niño? La verdad es que por todo lo que nos sueles contar de las peques es un comportamiento que me sorprende mucho y apena que la pobre se llevara semejante disgusto.

    Espero que saque un aprendizaje de todo esto.

    Un besote!! Ya nos contarás!!

    • Hola guapa,
      No, le hace gracia ha sido su comentario cuando le hemos preguntado. El aprendizaje nos lo hemos llevado toda la familia, pero creo que es un caso más a tratar en clase, y con la otra familia, que en el seno de mi familia.
      Besos especiales
      Ps. tendrá un desarrollo en una tutoría de padres.

  7. Hay veces que se dejan llevar. Lo de los castigos no lo entiendo, la comunicación va mejor. Pero sí que entiendo a tu hija, a la mía cuando la cambian de mesa se descoloca, cuando no le gustan los compañeros que le han tocado está rara en casa. Yo no creo que les venga bien cambiar tanto, les quitan una parte de su seguridad. Pero eso es mi opinión 🙂 Espero que vaya más contenta al cole después de hablar con su papi. Besos

    • sí, va más contenta y con la lección aprendida. Entiendo que los cambios en los pupitres son impòrtantes para la educación y convivencia de todos los alumnos en la clase, y que los padres muchas veces tenemos el soniquete de “si se junta con un niño peor, aprenderá cosas malas”, pero supongo que de todo se aprende.
      Eso sí, creo que el castigo, si bien necesario, tenía que haber sido conjunto.

      besos especiales!

  8. Pobrecita!!!
    No será que le gusta el niño travieso??
    Espero que pronto vuelva a ser ella misma y que deje de escuchar la vocecilla traviesa de ese niño.
    Ya nos contarás como evoluciona! 🙂

    • Jajaja, no creo, me dijo que le hacía gracia lo que le decía este niño. Pero no ha pasado a mayores. Ahora ella va al colegio con la lección aprendida de no hacer caso a determinadas cosas que le pueda decir.
      Besos especiales!

  9. ¡Ay las malas influencias! Pobre ella que se deja manejar y recaen sobre su personita todas las culpas. Pero como por los comentarios veo que ya está arreglado el asunto, ya seguiré leyendo en la tutoría para saber cómo afrontar este tipo de contratiempos.

    • Jeje, sí, arreglado, todos los días le preguntamos, y unas veces dice que le ha dicho que vuelva a rayar la silla, o que le pegue a un compañero, o que…”¿Y tú qué haces?” “paso de él”. jajaja

  10. Pobrecita!! Al final quien conoce a los niños son los padres y si son buenos hay que hablar con ellos para ver el origen de sus actos. Habéis hecho muy bien. Muchos besos.

    • Gracias, la verdad que al momento, no sabía muy bien como reaccionar, pero ella es tan buena, que es fácil hablar con ella.

  11. qué tan mala influencia puede ser un niño “trasto” de infantil? quiero decir, que la profesora y sus padres deberían estar allí y fijarse más en lo que ÉL hace para poder tomar medidas a tiempo y no esperar a que se expanda por toda la clase!

    porque a quién engañamos, a esa edad hacer travesuras, aunque sepamos que está mal… es divertido xD

    • Eso es verdad, las travesuras son divertidas de vez en cuando, pero también hay unos límites que respetar.
      Se nota que tú eras (y eres) un trasto!! :p

  12. Hola guapa! Llego un poco tarde!! A ver, lo que ha pasado y lo que ha hecho tu chiquitina me parece que no tiene mas gravedad, son niños, tienen mucho por aprender y mira, le ha servido de experiencia. En lo que estoy totalmente de acuerdo contigo es en que la profe lo ha hecho FATAL!! Vamos a ver, ella deberia conocer bien a sus alumnos, observar, hacerse preguntas, indagar… Y lo primero hubiera sido averiguar que es exactamente lo que ha pasado y despues hablar con vosotros y los padres del otro niño, para que sepais que cuando se juntan pues el uno influencia un poco al otro a hacer gamberradas. Vosotros hablais con vuestra hija (como asi ha sido) y los otros padres con su hijo, y santas pascuas! Pero que es eso de castigar sin mas y empezar a poner etiquetas? Yo tambien estaria muy disgustada!! Espero que mañana en la reunion consigas hacerselo entender de buenas maneras y que te puedas quedar tranquila 🙂 En todo caso tu sabes de sobra como es tu hija y que gracias a Dios no tienes nada de que preocuparte (mas que ayudarle a crecer!!!) Besitos

  13. Pobrecita, qué mal lo ha debido de pasar… es un aprendizaje más, aunque haya cosas que hagan gracia, hay que saber lo que está bien y lo que no se debe hacer.
    No creo que ese sea el objetivo de la profesora… parece que va con el castigo por delante. Jamás me ha gustado eso de “o sale el culpable o todos castigados” que únicamente fomenta el enfrentamiento y la hostilidad con los compañeros.

    • Yo estoy “contenta” con la lección que hemos aprendido, tanto l’aînée como nosotros, pero no estoy muy de acuerdo con las pautas seguidas…

  14. Jo, que lástima, ya he leído que más o menos está arreglado al hablar con la niña, veo peor lo de la profesora… me parece que no es bueno etiquetar a los niños, en fin espero que mejore todo. Un beso

  15. Pues no es que la profesora lo haya hecho muy bien la verdad… ¿Tanto le cuesta cambiar a la niña de sitio? En fin… Que nos quejamos de que se ha perdido la autoridad de los alumnos hacia los profesores, pero ¿y el respeto de los profesores hacia los alumnos qué?

  16. Bufff, la verdad es que es un tema esto… En verdad esta situación demuestra que tu hija tiene muchos valores, como bien dices, se enculpó y salvó al resto. Pero precisamente ese comportamiento es loable, y no debería tener un castigo.
    La profesora es la que no está llevando bien la situación…

  17. Bueno , eso no es nada , ya verás cuando son más grandes ,los problemas son peores . Los niños son muy pequeños y la profesora es la que debe tener “ojo” para hacer los cambios necesarios , detectar al niño instigador y separar convenientemente . Un consejo que te doy por experiencia propia , nunca tratéis directamente con los padres del otro niño “del conflicto” , pues es tu palabra contra la de ellos que dirán que su hijo no tiene problemas , la clave es la profesora que está en el aula.
    Suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *