Sueños a Diario

sadHace un tiempo tenía una aplicación en el móvil en la que escribía a la hora de llevar a las Genovevas a la cama, lo que habían hecho de importante ese día. Era una aplicación que desarrollaba una especie de diario personal, tan sólo escribía unas líneas, ponía una foto, y hasta me permitía poner la temperatura y el tiempo que había hecho durante ese día.

Todas las noches, hablamos de qué es lo mejor que han hecho ese día, qué es lo que recordaran o qué no les ha gustado de ese día.

Me gustaría con lo que ellas van contando, ir elaborando un cuento diario. Hecho por ellas mismas. Con dibujos que hagan ellas, y con sus emociones en cada palabra.

Una especie de historia propia convertida en cuento. Cada día, o cada noche, escribir lo que ellas digan, y hacer dibujos, collages, fotos, etc, que ilustren lo que ellas cuenten.

Erase una vez una princesa, llamada Danièle, que tenía dos ponys, que se llamaban Mateo y Alexia. Y tenía una hermana pequeña que se llamaba Yvette. También había un príncipe. Jugaban mucho con los ponys…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *