Mi corazón de colores

El mes pasado recogí de internet un corazón, pintado de varios colores, y con palabras. Se llama el corazón de los niños, y os lo enseño más abajo. A partir de esa idea, les dije a mis hijas que íbamos a hacer una actividad llena de color y con las palabras que ellas quisieran expresar.

Teníamos que dibujar un gran corazón en una cartulina, trazar líneas para hacer divisiones dentro del corazón, y tras pintarlo, escribir las palabras que describen lo que les gusta: leer, que les cuenten cuentos, jugar, repasar…

el corazón de los niños

Continue reading

Sueños a Diario

Hace un tiempo, tenía una aplicación en el móvil en la que escribía a la hora de llevar a las Genovevas a la cama, lo que habían hecho de importante ese día. Era una aplicación que desarrollaba una especie de diario personal, tan sólo escribía unas líneas, ponía una foto, y hasta me permitía poner la temperatura y el tiempo que había hecho durante ese día.

Un año más tarde, al cambiar de móvil, la aplicación no continúo conmigo. Y lo que había escrito se borró, ya que presté mi móvil al Sr. Especial, y es lo que tiene prestar las cosas, que te borran tus cosas. (Y si acabas de leer esto y notas cierta acritud, es que no me gusta prestar mis móviles.)

Pero, a lo que iba, todo esto del diario personal y las cosas del día de las Genovevas venía porque todos los días, o mejor todas las noches, hablamos de qué es lo mejor que han hecho ese día, qué es lo que recordaran o qué no les ha gustado de ese día.

sueñosAhora, me gustaría ir un paso más allá, e intentar aunar varias ideas. Con lo que ellas van contando, ir elaborando un cuento diario. Hecho por ellas mismas. Con dibujos que hagan ellas, y con sus emociones en cada palabra.

Una especie de historia propia convertida en cuento. Cada día, o cada noche, escribir lo que ellas digan, y hacer dibujos, collages, fotos, etc, que ilustren lo que ellas cuenten.

Erase una vez una princesa, llamada Danièle, que tenía dos ponys, que se llamaban Mateo y Alexia. Y tenía una hermana pequeña que se llamaba Yvette. También había un príncipe. Jugaban mucho con los ponys…

Este sería el comienzo de una historia, hecha cuento de l’aînée.

Trabajar la empatía

La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar del otro, de entenderle y llegar a saber cómo se siente e incluso saber lo que puede estar pensando. Es una capacidad por lo tanto fundamental para relacionarnos con los demás.

La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar del otroEs una capacidad que se va desarrollando a lo largo de nuestra vida a la vez que vamos adquiriendo determinadas habilidades que se aprenden a través de la relación con los demás.

Si quieres saber porqué es importante la empatía, y además conocer algunas actividades que podemos realizar para favorecerla…

¡Lee el artículo completo en Onda Gominola!