Tutoría de padres: los niños crecen

Hace ya algún tiempo que mi hija mayor, de seis años, ha dejado de ser la niña que buscaba mis brazos en busca de seguridad. La que preguntaba a cada cosa “porqué”, ya que ahora ella misma te lo explica, tenga o no tenga razón, pero su particular manera de ver las cosas es la manera que ella, y otros niños en edades similares tienen para madurar y crecer.

Ella ha tenido en este último año, una gran capacidad de aprendizaje que ha provocado que en casa, también hayamos tenido que madurar. Es una especie de síndrome de nido vacío antes de tiempo. Una sensación de soledad que embarga a algunos padres cuando parece, y recalco, parece, que nuestros hijos ya no nos necesitan.

Continue reading

Tutoría de padres: Yoga para niños

En una de las sustituciones escolares que realicé este mes, me topé con una clase de yoga para niños de 4 años. Me gustó tanto que no dudé en ponerlo en marcha en casa. Pero ¿qué es el yoga? ¿Puede hacerse tan pequeños?

Con la práctica del yoga, se puede conseguir que los niños estén tranquilos frente a su día a día, mejoraran la concentración y adquirirán dominio de la mente junto al cuerpo. Pero además también aprenderán a respirar. Todos sabemos que respirar es un proceso vital, pero también se puede aprender a controlarlo.

Continue reading

Experimentos… Explicamos la densidad con huevos

Este experimento es sencillo y vistoso. Es hacer magia a los ojos de los niños. Con éste explicamos la densidad de algunos líquidos.

eggs

¿Qué necesitamos para hacer que flote un huevo?

  • un huevo (crudo)
  • un vaso con agua
  • sal

¿Cómo los empleamos?

  • En un vaso con 3/4 partes de agua (el vaso tiene que ser transparente y bastante ancho), dejamos caer el huevo.
  • El huevo caerá irremediablemente al fondo del vaso.
  • Tenemos que ir echando poco a poco la sal.
  • Hasta que veamos que el huevo comienza a subir lentamente.

¿Por qué ocurre?

  • La densidad es la relación que existe entre la masa y el volumen, es decir, que si aumentamos la masa por unidad de volumen la densidad va a aumentar.
  • Sabemos que “la materia y la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”.
  • Siguiendo este principio, la sal al diluirse en el agua, no pierde nada de su masa, sino que la aporta a la masa del agua.

Adiós a los bichitos de los dientes

Hace unas semanas, el padre de las Genovevas me decía que en una muela de la petite parecía haber una caries. ¿Cómo puede ser, si se/le cepilla/o los dientes todos los días?

Pero llamé al dentista, y allá que fuimos. Ambas Genovevas iban contentas, había una sala de juego estupenda para jugar y pintar, y unos niños esperando.

Dentista - parte unaAl entrar en el cuarto del dentista, la petite se sentó en la butaca, y aproveché para hacer una primera foto, deseando que esto no fuera más que un mal sueño.

Se dejó poner el collar alrededor del cuello, que le sujetaba un papel. Vio como salía el agua del surtidor de al lado de donde estaba sentada. Y mientras la dentista le hablaba y le explicaba qué iba haciendo, ella acataba las órdenes: abre la boca, esconde la lengua hacia el otro lado…

Concluyó con que si tenía una caries. En una muela. ¿Si aún no llega a los 3 años, es conveniente empastar? Sí, porque al tratarse de una muela, ésta no cae hasta los 10-12 años. ¿Es normal que le haya salido una caries? No es improbable, ¿bebe jugos?, ¿come chucherías? Sí a lo primero, no a lo segundo.

Los zumos tienen muchos azúcares, y por mucho que se laven los dientes, hay altas posibilidades de que le salgan caries… Mi gozo en un pozo… Nos explicaron los diversos utensilios que iban a utilizar en la siguiente cita: un aparato que aspira y hace un poco de ruido, otro que tira agua, otro que es como un cepillo… Todo para que en la siguiente consulta, la petite no tuviera miedo, ni se impresionara. Cogimos hora, y a la semana volvimos a matar a los bichitos que tenía en su muela.

A la semana siguiente, volvimos la petite y yo. De la idea inicial que tenía, (al ser tan pequeña, usarán un spray) pasamos al uso del spray y posterior pinchazo. Su cara fue de auténtica pena. No le dolió el pinchazo, pero en cuanto notó que la boca se le dormía, decía que no la notaba, que le molestaba.

Y allí empezó nuestra aventura mata-bichitos.

Dentista - parte dosSolo puedo decir que se portó como una campeona. Que todas las fotos que le hice fue para ir contándole al padre como evolucionaba. Que me tuve que poner tumbada yo también, debajo de ella, en un momento en el que quería y necesitaba mimos.

La salud bucodental es muy importante. Mis hijas se lavan los dientes todos los días. Usan una pasta adecuada para cada una de ellas, yo las superviso, y ayudo. En casa, y fuera de ella se han acabado los zumos pequeños de la merienda y de la media mañana. Sólo agua o zumos naturales.

Sólo me queda la duda de cómo hubiera reaccionado l’aînée de estar en el lugar de su hermana.