Tutoría de padres: relaciones entre hermanos

En esta nueva tutoría de padres hablamos de las relaciones entre hermanos, uniéndonos a la iniciativa de #HayVidaDespuésDeLos6. Tener hijos suele ser una bendición. Si las relaciones entre hermanos son buenas, éstas seguirán en la edad adulta. Pero, no todo son alegrías. Hay momentos en los que los niños necesitan su propio espacio, y entonces es cuando se produce la fricción. Es una relación, como dice Aída, cambiante.

También tenemos que tener claro que la diferencia de edad juega un papel importante. No es lo mismo ser hermano de la misma edad, con dos años de diferencia, o con 5 o 10 años. Los niños tienen sus propias etapas, y si bien, cuando la diferencia es escasa, el hermano pequeño aprende del hermano mayor, cuando la diferencia es grande, sus ciclos vitales son muy diferentes. Aunque tengan un nexo de unión, como explica Bea.

relaciones entre hermanosCreo que la relación entre hermanos no puede dividirse de la propia relación que mantienen los padres con los hijos. Curioseando por la red, no se ha llegado a establecer un criterio claro o evidente sobre que si los padres no están pendientes de los niños, entre los hermanos se establezca una relación mutua de enseñanza y apoyo, otros factores como el temperamento, el intervalo de edad, los celos… aparecen para explicar la calidad de la relación, y no exclusivamente del trato recibido dado por los progenitores.

En cualquier caso, mis hijas se llevan dos años y dos meses. Sus caracteres son diferentes, sus maneras de hacer las cosas también, y nuestro trato con ellas, creo que también. Pero cuando a una le pasa algo, la otra está a su lado para consolarla.

Por poner un ejemplo, la otra noche, la mayor no quería dormir, y se enfurruñó en su cama. Tanto que terminó llorando. Su hermana la consolaba y vino a cada uno de nosotros a decirnos que su hermana estaba triste. O si a alguna de las dos les duele algo, o se hacen una herida, la otra está pendiente de ayudar.

relaciones entre hermanos

Crédito: sarahwolfephotography

La responsabilidad que ha adquirido la hermana mayor al nacer la petite ha ayudado mucho en su relación entre iguales.

Hablábamos de sombras también en las relaciones entre hermanos. Hay momentos de irritabilidad entre los hermanos, de enfados, y de dejadez. Es normal. Todos los niños, y adultos pasan por distintas etapas a lo largo del día, que pueden depender de necesidades básicas, que estén cansados y necesiten descansar o dormir, que tengan hambre y estén alterados, que estén activos o por el contrario, apáticos… En las relaciones, sea entre hermanos o entre adultos, podemos necesitar momentos para uno mismo, o para estar en compañía. La manera de manejar estos ratos es la comunicación. Y ahora también la cooperación, en nuestra casa. Desde pequeñas, he hecho el esfuerzo de nombrar cada cosa por su nombre, cada emoción y sentimiento es reconocible para poder afrontarlo, y de ahí, intentamos equilibrar el rato de pelea. No hay que ponerse de parte de uno o de otro, sino dejar que sean ellos mismos los que resuelvan su conflicto, ayudándoles a definir su estado.

Y hablo de cooperación, porque mis hijas, al ser dos, deben entender que si hacen en grupo algo: recoger los juguetes, colorear un dibujo, poner la mesa, es más divertido, ahorran tiempo para hacer otras cosas, y colaboran en la familia.

Y tú, ¿qué opinas de las relaciones entre hermanos? ¿Qué relación tienes con tu/s hermano/s?

21 thoughts on “Tutoría de padres: relaciones entre hermanos

    • Sí, los hermanos como conjunto son tan diferentes como unidad. Y no es lo mismo tener uno que dos o tres. Ni las diferencias de edad entre ellos.

  1. Yo escribí un post sobre la relación entre hermanos y cómo influye en tu personalidad ser el mayor o el pequeño, llevarse muchos o pocos años, tener hermanos o hermanas… es una pasada!!!

    • Oh, es verdad, ya me acuerdo!! Me pareció la mar de interesante. hay tantas cosas que cuentan para una relación entre hermanos…

  2. Querida Marta!!!! Emocionada de que me cites cielo!!!!!!!!! De verdad. Toda una sorpresa.

    Y es que en las relaciones entre hermanos no hay manual, cada relación es diferente, y en función del carácter de los pequeños también dependerá.

    Me quedo con lo que digo al final del post, les enseñamos, les guíamos en ese camino de hermandad, pero no podemos hacer más que sembrar.

    Un beso libre

  3. Yo sí creo que el papel de los padres es fundamental, de hecho, creo que muchos padres con sus comentarios, seguro que no malintencionados, muchas veces determinan sin querer el carácter de los peques y también su relación entre ellos.
    Es genial que entiendan que haciendo las cosas juntas les da tiempo a disfrutar otras y que se ayuden me parece precioso.
    A parte de las peleas típicas de hermanas la verdad es que yo me llevo genial con la mía y me alegro mucho porque ahora que somos adultas somos una gran ayuda y saber que nos tenemos la una a la otra es el mejor regalo que mis padres me han podido hacer.

  4. Marta, me parece un tema muy intersante y util! Mis minis se llevan 20 meses. Cuando nacio el pocho, la verdad es que la chiquitina lo paso bastante mal… no duró mucho (menos mal!!) pero he de decir que sufrió… era muy pequeña. Después, enseguida y sobretodo desde que pudieron interactuar, se llevan de verdad GENIAL. Juegan, se ayudan, se protegen, hacen gamberradas juntos, se defienden… Eso si, TAMBIEN SE PELEAN!!! A veces MUCHO!! En todo caso mas de lo que les gustaria a sus padres! Jajaja! Pero yo se que en el fondo no pueden vivir separados. Y no pienso que sea malo, en el sentido de que les sirve para experimentar conductas y sentimientos en un ambiente de confianza… Creo que en nuestro caso tambien ha influido mucho el que sean niña y niño (porque estan mas contentos con cosas distintas, yo que se, por ejemplo disfrazarse, no se van a pelear por el mismo disfraz!) y tambien el hecho de que la niña sea la mayor (ella siempre ha sido un poco mas madura que su hermano a la misma edad y lo cierto es que tiene un instinto mas maternal…) En fin, como habeis dicho, cada situacion es distinta y hay muchos factores (personales o ambientales) que pueden influir!!!

  5. Marta, cuanta razón tienes en todo lo que dices!!! Me encanta comprobar, a base de leeros, que mis hijas tienen una relación sana y consolidada y así da gusto. Me quedo con lo que comentas de que a lo largo del día pasan por distintas fases. Yo iria más allá. A lo largo de los meses, a medida que su carácter va evolucionando, también hay momentos de más conflicto que otros. En cualquier caso, es fantástico verlas preocuparse la una por la otra. Me encantan tus tutorías, ya lo sabes, y es un placer poder contar con ellas en el Hay vida después de los 6

  6. Siempre he dicho que el mayor regalo que se le puede hacer a un hijo, aunque yo de momento, como es pronto, estoy en la etapa de los celos, pero sé que en un futuro tanto yo como mis dos hijos se alegrarán de mi decisión.
    Besazos preciosa.

  7. Que rica tus niñas por favor… yo estoy completamente de acuerdo. Veo padres que no se molestan en intentar que los hermanos si quiera se hablen o juguen entre ellos, al contrario. Me da mucha pena ver parejas en las que cada padre se involucra solo con uno de los hijos… no creo que sea lo mejor para ellos ni para los hermanos…

  8. Mi hermana y yo nos llevamos 13 meses y, no se por qué, pero nuestra relación es mala, yo siempre he querido llevarnos bien pero mi hermana es de las que te machacan psicológicamente y eso ha hecho que nuestra relación se centre única y exclusivamente en los sobrinos (ella adora a mis hijos y yo me pierdo con el suyo 😉 ). Así que mi mayor miedo es que les pase eso a mis hijos e intento que vean lo importante que es el uno para el otro y, que si bien de vez en cuando son un poco pesados, lo fantástico que es tener alguien a tu lado para toda la vida…
    Me ha gustado mucho tu visión de los hermanos… gracias por estar ahí.. siempre me ayudas mucho

  9. Yoe llevo siete años con hermano y, en realidad, recuerdo la mayor parte de mi infancia “sola”, es decir, como is fuera única. La diferencia de edad hizo que no jugáramos juntos, nos tuviéramos círculos comunes mas allá de la familia… Siempre preferí que no hubiera tanta difierencia.

    • A mi también me pasa que me llevo mucha edad con mis hermanas, y practicamente me he criado sola, como hija única. Por eso hay veces, cuando mis hijas juegan juntas que me encanta, y otras, cuando se pelean, que ay…

    • Sí, sí, pero hay veces que se matarían. No te creas que siempre es tan idílico. Pero es cierto que no pueden vivir la una sin la otra. Al menos la petite con l’aînée.

  10. Tan difíciles y tan geniales a la vez. Todo lo que cuentas , más o menos , también es mi patrón por aquí. Los míos no pueden vivir el uno sin el otro,para toodoo. ¡Me encanta verles como se preocupan uno del otro!y a la vez son complices de confesiones y secretos, con intensidad y también se pelean, pero resuelven sus diferencias.
    Yo con mis hermanos ,me sucede que son más mayores que yo 6 y 7 años por lo que ellos están muy unidos,siempre estuvieron juntos y yo única chica y la pequeña pues más distante.

  11. Coincido con tus palabras, cada niño es diferente y hay que respetar la propia individualdad. Tarea de los padres es amalgamar esta individualidad para que la familia gane cohesión!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *