Tutoría de padres: ¿Necesita refuerzo de clases particulares?

La necesidad de un refuerzo extraescolar deriva principalmente de la necesidad de modificar los hábitos de estudio y de incorporar nuevos métodos y herramientas de aprendizaje, de acuerdo con la edad y el nivel de dificultad del curso. Muchos padres temen el momento de la entrega de notas, porque comienzan a plantearse la posibilidad de poner clases particulares a sus hijos. Ven que éstos necesitan un refuerzo y apoyo individualizado, que muchas veces los padres no son capaces de realizar con la eficacia y regularidad necesarias.

Pero ¿cuándo es necesario dar ese refuerzo?

refuerzo

¿Cuándo es necesario un refuerzo escolar?

Hay niños que necesitan ayuda para potenciar sus conocimientos sobre algunas materias. - piopialo       
En estos casos, es importante coordinar este diagnóstico con los tutores de los menores en el colegio ya que ellos podrán orientar a los padres en cuanto a los aspectos en los que flaquean sus hijos y con los que necesitan ayuda.

Muchas veces, no es necesario llegar al suspenso ya que un buen diagnóstico temprano podrá ayudar al niño a mejorar en esa materia que se le haya atascado.

Para ello, es importante que no rehusemos las tutorías con el profesor, o que las pidamos directamente, si nos preocupa la educación del niño.

Elección correcta de las clases particulares

Una vez puestos de acuerdo en que el niño necesita un refuerzo, se plantea la duda de cómo solicitar las clases particulares. Los padres pueden optar por un profesor particular que acuda a casa a ayudar al niño o por un centro especializado, en el que el niño recibirá las clases particulares en grupo. Cada niño presenta unas necesidades especiales y puede adaptarse mejor o peor a determinadas situaciones.

Tanto una como otra opción tiene sus pro y sus contra. Cada familia debe juzgar qué le interesa, un sitio controlado (clase particular en el propio domicilio), un pequeño grupo (refuerzo en academia)… Las opciones son múltiples. Y lo que a un niño le puede convenir, a otro no.

Motivación es la clave

Nuestros hijos necesitan aprender y para ello no es suficiente recibir los contenidos en el colegio sino poder asimilarlos y aprenderlos a través de una buena metodología personal de estudio y trabajo en casa.

Para ello, debemos motivarlos, y no hacerles  ver que las clases particulares son un castigo, sino un refuerzo para entender lo explicado en clase y ayudarle a mejorar. Las clases particulares deben presentarse como una ocasión para afianzar los conocimientos y adquirir un buen hábito de estudio en casa.

No hay que sobrecargarlos. Una vez o dos a la semana de clase particular puede ser adecuado. Con clases que no sobrepasen los 50 minutos, que sean amenas y basadas en las dudas del niño, no sólo en los ejercicios que se les manda de la escuela.

Citas

Decía Albert Einstein

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

Y Benjamin Franklin:

Una inversión en conocimiento paga el mejor interés.

Y Betty B. Anderson:

Cuando eres un educador siempre estás en el lugar apropiado a su debido tiempo. No hay horas malas para aprender.

Cada familia es un mundo, y lo que le puede servir a una, puede ser distinto para otra. Lo mejor es

hablar con nuestro hijo, prestarle nuestra atención y apoyarle en sus necesidades - piopialo       
. Si nosotros, como padres, nos resulta imposible atender a estas necesidades en persona: bien sea por el desconocimiento de los idiomas, la falta de tiempo, etc, reforzar la autoestima de nuestros hijos con un profesor particular puede ser conveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *