El cuento viajero

A principio de curso, en la reunión de padres y alumnos de la clase de l’aînée, la profesora comentó que este año, la mascota se llamaba Aris, y que el libro viajero no sería un libro en el que escribiéramos los padres y dibujaran los niños los dos días que había pasado la mascota en casa con el niño, sino que este curso, tendríamos que escribir un cuento sobre el tema que estuvieran dando en clase en el momento.

Cuando me lo contaron, me gustó mucho la idea, porque imaginar un cuento es algo que en casa hacemos mucho, además, la participación activa de l’aînée se haría notar más que en años anteriores.

Y el viernes cuando fui a recogerlas, allí estaba ella con la mascota de la clase, a la que no soltaba ni aún jugando a otras cosas ni con otros niños. Miré a la petite, y menos mal, este año, no nos ha coincidido la mascota, como el año pasado.

Puestos en marcha, el viernes por la tarde estuvimos leyendo las historias que otras cuatro mamás habían escrito antes que nosotras. Y mirando vídeos de la ¡prehistoria! de erase una vez el hombre.

¡Mi hija quería escribir ya el cuento!

¿Sobre qué vamos a escribirlo? Sobre el fuego, las hachas, ¡las pinturas rupestres!

Y así nos ha quedado la historia…

cuento viajero prehistoria cuento viajero

13 thoughts on “El cuento viajero

  1. Que buena idea!!! En el colegio de mi hija tienen la cartera viajera y consiste en tener una semana en casa una cartera con siete libros para leer y una libreta para escribir que nos han parecido los cuentos.
    Es una idea estupenda para que padres e hijos disfruten un rato juntos!!!

    • Oh sí, el cambio de hacer miles de fotos y ponerlas en el cuaderno, a inventar un cuento relacionado con el periodo de la historia que están dando en clase ha sido estupendo. Mi hija estaba impaciente por hacer el cuento, y me metía prisa desde que me vió el viernes hasta que lo terminamos de hacer. Ella poco escribió, pero estuvimos viendo videos, mirando imágenes hasta que decidimos que las pinturas rupestres serían el tema del cuento.

  2. qué idea más buena… mañana mismo se lo cuento a las profesoras de mis hijos por si se animan y hacen los mismo en sus cursos… jejejeje.. y para el finde voy a hacerlo… serán unos buenos regalos navideños para la familia un libro de cuentos de los niños…
    Un besazo guapísima

  3. Que bonito, además trabajar con cuentos me parece súper interesante. Aquí creo que no hay mascotas ni carteras viajeras, no se trabaja de ese modo el tema de la responsabilidad, ni la narración… hay muchas cosas que cambiar. Un abrazo

  4. La idea de lis cuentos viajeros es genial… si escriben ellas un propio sobre lo que están viendo en clase ya se convierte en una idea estupendísima! Juas! Seguro que lo habeis pasado genial! Nosotras en la guarde también tenemos libro viajero este año…

    Besotes!

  5. Me gusta esta iniciativa de escibrir los cuentos, además tienen una buena ayuda con una mamá que tiene esa mente privilegiada para la escritura!!! Os ha quedado genial!!

  6. Tengo ganas de que el Miniser vaya al cole para conocer iniciativas tan chulas como esta!!
    Y oye, que si queréis información sobre pinturas rupestres, te mando ya mismo lo que necesites que tengo Altamira a un tiro de piedra!!

  7. Bueno, es que eso de escribir un cuento se la han ido a proponer a una experta!! Y si encima es algo que puedes compartir con tus hijas me imagino que lo habrás disfrutado un montón, y me alegro 😉
    Bss

  8. Es una idea genial. En la reunión de la guarde nos explicaron que en clase de Peque también tienen un libro viajero. Lo empieza la profesora, contando un cuento de “Meridín”, la mascota de la guardería. Casa semana se lo lleva un niño a casa, y tiene que continuar el cuento y hacerlo de forma creativa (poniendo fotos, dibujos, etc)
    La idea me encantó y estoy deseando que el libro viajero llegue a casa.
    La elección de l’aînée es fabulosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *